RESEÑA – MALASAÑA 32

RESEÑA – MALASAÑA 32

03/05/2020 0 Por Lalo Olivares

Escrito por: Alejandra Figueroa
Las entidades paranormales se apoderan nuevamente de la pantalla grande bajo la dirección de Albert Pintó (Matar a Dios).

La historia se desarrolla en el barrio Malasaña, en los años 70. Un barrio muy popular en Madrid, lleno de cultura y memorias locales, de las cuales tomaron un poco de todo para poder cimentar lo que verán en esta película.

El desarrollo de la película se centra en los sucesos paranormales que ocurren dentro del departamento, donde se ha asentado una nueva familia con la ilusión de un nuevo comienzo en la ciudad.

El elenco está conformado por Begoña Vargas, en quien recae todo el peso de la película, una chica de 17 años que, mientras sus padres Iván Marcos y Bea Segura salen a trabajar para sacar adelante a la familia, ella tiene que cuidar a su hermano pequeño, interpretado por Iván Renedo y a su abuelo, José Luis de Madariaga. Mientras que el hermano mayor, Sergio Castellanos, sale en busca de trabajo.

Todo parece ir bien, hasta que el abuelo comienza a actuar de forma muy extraña, causando inquietud al personaje de Begoña, el transcurso de la historia va acompañado por un humor muy peculiar de Albert, líneas que te hacen soltar una que otra carcajada. La actuación de Iván Renedo, el pequeñín de la historia, consolida muy bien la inocencia y curiosidad de las escenas sorpresa.
La película está llena de jump scare, que en un principio resultan ser inesperadas, pero conforme se va desarrollando la historia, comienzan a ser predecibles, eso sí, una que otra te pondrá los pelos de punta.

Es un filme de terror con una propuesta muy original en cuanto a la historia que envuelve a la entidad paranormal, habitante de la casa. Definitivamente es un giro que no esperas, pero que te muestra la cruda sociedad de aquella época, donde lo que consideraban diferente o desconocido era motivo de desprecio y miedo.