RESEÑA – ANTÍGONA

RESEÑA – ANTÍGONA

03/13/2020 0 Por Lalo Olivares

Escrito por: Alejandra Figueroa

Sophie Deraspe se hace presente en la semana del cine Canadiense con la implacable adaptación de Antigone, tragedia clásica griega de Sófocles.

En esta ocasión la funesta historia nos transporta a una familia inmigrante, proveniente de Argelia, establecidos en la actual Montreal.

Antigone (Nahéma Ricci) y sus tres hermanos: Polynice (Rawad El-Zein), Ismene (Nour Belkhiria) y Étéocle (Hakim Brahimi) junto a su abuela Ménécée(Rachida Oussaada) en busca de una mejor calidad de vida llegan a Canadá, a pesar de que las dificultades para ellos no han cesado, se mantienen como una familia unida, que en esta ocasión se ve amenazada por las malas compañías y sobre todo, las actividades ilícitas en las que se ha involucrado uno de los hermanos.

Antigone, después de un suceso que cambiará su vida radicalmente debido a la decisión que ha tomado para sacar a su familia adelante y sobre todo mantenerlos unidos, como se plantea en la película: un hombre sigue siendo un hombre, independientemente de sus acciones.

El amor incondicional que siente Antigone por su familia, acompañada de su lucha por la justicia y por el derecho a la expresión la lleva por una oleada de sacrificios, donde tiene que arriesgar su futuro, pero sin jamás perderse en el camino, teniendo en cuenta que, por el hecho de ser una refugiada en el país, así como tiene beneficios, tiene sus repercusiones.

Hay que tener en claro que la historia no se trata de obedecer o retar, sino que está cimentada en la lealtad a la familia, a todo lo que han pasado para poder llegar a donde están sin importar como llegaron sino lo que les costó, es decir, la lucha por la supervivencia. Tampoco quiere decir que esté bien o mal, todo eso essubjetivo porque cada individuo tiene un juicio totalmente distinto ante cualquier situación.

En esta película contrastan el deber con la sociedad y con la individualidad, donde se nos cuestiona todo, porque así debe de ser, no debemos ceder ante el primer argumento formulado acompañado de una ligereza de autoridad.

Los actores te trasladan con sus interpretaciones a cada emoción tan orgánica proveniente de ellos, es una historia simplemente cautivadora acompañada de desconsuelo, pero con los valores siempre presentes.