RESEÑA – SÍSIFOS (FICUNAM)

RESEÑA – SÍSIFOS (FICUNAM)

03/05/2020 0 Por Lalo Olivares

Reseña de Sísifos

Por Luis Mario Muñiz

Admitir la impotencia y la ingobernabilidad de la vida; creer que algo superior puede devolvernos el sano juicio; decidir poner la voluntad y vida al cuidado de Dios, de la vida, del destino; hacer un inventario moral de nosotros mismos; admitir nuestros defectos; estar dispuesto a soltar estos defectos; pedirle a la fuerza superior que nos libre de estos defectos; reparar, en lo posible, a quien hicimos daño; admitir nuestros errores; orar y meditar; despertar y llevar el mensaje a otros alcohólicos para ayudar con su proceso; salir al mundo, enfrentar la vida, encarar a nuestros seres queridos; vivir o recaer; volver a empezar.

El documental mexicano “Sísifos” se adentra en el mundo de los anexos de rehabilitación, conocidos en México por ser lugares que esconden historias difíciles, violencia y condiciones pésimas. La diferencia de este trabajo frente a otros que parecen enjuiciar a los anexados es que esta situación se nos es expuesta bajo una nueva luz: los puntos de vista de los adictos se nos muestran de una forma muy personal, con la cual podemos entender sus situaciones y sin excusarlos de su actuar del pasado, podemos empatizar y comprender la dificultad de estos lugares, la vida cíclica de la recuperación y las recaídas.

Las historias de los adictos son prueba de una elevación, un constante subir y bajar, vivir (o intentar vivir) y recaer en la adicción. Lo peor de todo es que no se lleva sólo a ellos, sino a familias enteras con ellos. El mismo Santiago Mohar Volkow habló en entrevista que su interés nació de una situación con una persona cercana que tuvo que pasar por el anexo.

Al querer exponer la situación tal como es y sin mucha intervención de la producción en el lugar, los directores se enfocaron en trabajar con dos elementos a través de los cuales le pusieron un toque de arte a su obra: el audio, con el cual sin mucha música, con ruidos ambientales, sonidos estruendosos y las frases repetitivas de los anexados, Santiago Mohar Volkow nos expresa la desesperación y sentimientos dentro del lugar; por el otro lado, a través de una fotografía de muy buen nivel Nicolás Gutiérrez Wenhammar nos enseña este bajo mundo a través de una perspectiva de comprensión.

Los anexados viven el día a día como pueden, al comienzo sin que les permitan hablar, con una recuperación lenta y catártica, mas, como Sísifo, muchos suben su piedra hasta la parte de arriba de la montaña con esfuerzo y trabajo de meses o años, solo para volver a tirarla debajo de la colina y tener que empezar de nuevo.

Sísifos será una de las opciones en esta décima edición del Festival Internacional de Cine de la UNAM (FICUNAM). La película despierta un interés especial en temas que deben ser tratados en nuestra sociedad y ponen en perspectiva todo lo que tenemos, la suerte que tenemos y los caminos que hay que evitar para ser un Sísifo más.