RESEÑA – TOY STORY 4

RESEÑA – TOY STORY 4

junio 21, 2019 0 Por Lalo Olivares

Woody y sus amigos tratan de adaptarse a su nueva vida en casa de Bonnie, la niña con la que Andy dejó sus juguetes. Aunque algunos lo han hecho muy bien, a Woody no parece irle igual. Un día Bonnie hace un juguete usando un tenedor de la basura y se convierte en un objeto muy importante para ella, por lo cual, Woody se siente con la responsabilidad de cuidarlo y mantener a todos en paz, pero las adversidades y conflictos de identidad darán a nuestro héroe un viaje que puede resultar como nadie lo hubiera esperado.

Con esta premisa iniciamos Toy Story 4, una película que llega muchos años después de su antecesora y que para muchos, es innecesaria, ya que el final de la tercera parte parecía que cerraba de gran manera la saga. Lo que yo puedo comentar al respecto, es que cerró el ciclo de Andy, pero aún podíamos ver el cierre del ciclo con los juguetes.

La película empieza fuerte, se nos explica una incógnita que teníamos desde toy story 3 y que será fundamental en el desarrollo de la historia más adelante. Es divertida y tiene una animación excelente.

La historia es algo extraña de explicar, Disney ya hbía sacado una serie de episodios que nos contaban la nueva vida de los juguetes en casa de Bonnie, pero aquí empezamos casi desde cero, vemos como Woody ya no es el que dirige a los juguetes y esto le causa cierto conflicto existencial, ya que no siente que termine por encajar en la nueva casa con los demás, esto nos abre un montón de interrogantes acerca del propósito de los juguetes y de lo que ellos sienten en este universo y hasta qué punto están dispuestos a llegar por cumplir con su deber de juguetes.

Uno de los principales problemas que pude percibir, es que la película se preocupa mucho por ser emotiva y contar chistes divertidos que realmente por contarnos una historia sólida, es casi como si alargaras un capitulo solo para meter más chistes . Nunca se siente una real conexión con Bonnie y más bien parece que Woody hace las cosas por aliviarse a sí mismo y a su recuerdo de Andy, lo cual de cierto modo podría representar a cierto sector de la audiencia que crecimos viendo sus películas y añoramos el pasado.

Otro punto a destacar es que los personajes clásicos no tendrán mucha influencia en la historia, más bien diría que es nula, un poco menos y sólo serían un cameo. Claro que Buzz tiene más participación, pero los escritores lo hicieron sufrir de un efecto que se le conoce como “Flanderisación”, que quiere decir que llevan cierta característica de la personalidad de un personaje hasta un punto tan exagerado que no representa otra cosa, y así, Buzz pasa de ser un personaje ingenuo pero inteligente y divertido, a uno sin razonamiento y hasta algo tonto, sin mencionar que la ayuda que le brinda a woody será más que nada circunstancial.

Hasta aquí parece que todo es malo, pero realmente no es una película mala, tiene sus buenos momentos y giros que tal vez no esperabas y que muchos de ellos tienen mucha lógica, aunque algunos otros no tanto. Se siente como una cinta que divertirá a los niños, pero a los adultos los conmoverá hasta que ya no les queden lágrimas.

En conclusión:

Toy Story 4 es una historia que cierra un ciclo en la historia de Woody, prácticamente todo gira en torno a él y al viaje de autodescubrimiento que procede. Tiene un villano con razones convincentes y que rompe con la cadena de repetir al villano que se presentaba como falso amigo de las entregas anteriores, más bien se esmera en hacerte sentir lo importante de cerrar una etapa y entender que a veces debemos emprender otras nuevas. Como dije, a los niños los va a divertir y a los adultos también, pero será mejor que te prepares con un pañuelo si es que sigues esta saga desde niño.