RESEÑA – ECOS MORTALES

RESEÑA – ECOS MORTALES

06/11/2019 0 Por Lalo Olivares

En un pequeño condado de Illinois en Estados Unidos, hace algunos años ocurrió un estruendoso accidente del que poco se sabe, pero que acabó con la vida de muchos de los seres queridos de los habitantes cercanos. El problema es… que muchos de estos siguen apareciendo en forma de fantasmas que vagan en un bucle para luego desaparecer y volver al siguiente día.

Ronnie Es una chica que vive en este condado y todos los días ve al espectro de su padre a la misma hora y por el mismo periodo de tiempo, todos parecen haberse acostumbrado a ver a estos entes que repiten alguna actividad cotidiana hasta desaparecer, aunque no todos son pacíficos.

La historia tiene un concepto interesante, incluso es presentado de forma intrigante, el problema es que durante el desarrollo no podemos abundar más en estos espectros hasta ya después de un tiempo, lo cual no es malo del todo, pero se enfoca en cosas que al final no tendrán tanta relevancia y no terminan de explicarse.

Las actuaciones son regulares, nos enfocamos principalmente en 3 personajes: Ronnie, Kirk y el profesor Britton, aunque el peso recae principalmente en Ronnie (Bella Thorne) y la problemática que parece que la persigue específicamente a ella y quien tiene un desempeño decente, por otro lado el personaje de kirk es presentado de un modo y luego lo aquejan las incongruencias y giros de trama que pareciera que ni el personaje sabe como interpretarlos.

Si hay un punto a destacar es la ambientación, ya que cumple con meternos en un ambiente lúgubre, frío y con una sensación de abandono que darán tensión a la película, el problema es que la historia termina por desaprovechar esta situación y se irá por clichés y resoluciones baratas que terminan por matar la atmósfera, que tampoco se salva con la música.

En conclusión:
Ecos mortales se siente como una idea que suena bastante interesante y que ya en la ejecución deja mucho que desear. Los giros de trama, el desarrollo de los personajes secundarios y de clichés narrativos (por no decir resoluciones inverosímiles) dan como resultado una película que se queda en el camino y que no termina por ofrecer nada nuevo, a pesar de que trata de crear suspenso y no abusa de los llamados “jump scares”, simplemente se siente como algo que no terminó de cuajar y que a pesar de ser una adaptación de una novela, como película, sentirás que ya has visto esta trama varias veces antes.