VIVIENDO CON EL ENEMIGO – RESEÑA

VIVIENDO CON EL ENEMIGO – RESEÑA

mayo 18, 2019 0 Por Arturo

Rachael Morgan (Keira Knightley) deja atrás su hogar en Inglaterra para encontrarse con su marido Lewis (Jason Clarke), un coronel inglés que se encuentra  en la zona norte de Alemania. Los Morgan toman posesión forzada de una enorme y lujosa casa que milagrosamente resistió los ataques de la guerra. Al considerar que el caserón cuenta con suficiente espacio para albergar a dos familias, Lewis invita al antiguo propietario, Stephen Lubert (Alexander Skarsgard), y a su hija Freda a continuar viviendo en su antiguo hogar. La decisión causa molestia e incomodidad en su esposa, quien no está dispuesta a compartir el mismo techo junto al enemigo.

Pronto todo cambia cuando la Protagonista se da cuenta que estaba equivocada sobre en nuevo huésped y es que han sido mas que víctimas de esta devastadora tragedia y  es por esta razón que la situación los une y encuentran el consuelo que necesitaban en sus vidas.

Tristemente, la película no ofrece algo nuevo o diferente. Cada giro en la historia resulta predecible, y  la trama sobre la Segunda Guerra Mundial muestra lo mismo que hemos visto anteriormente. La  sorpresa es quizá el final, el cual rompe un poco la historia que ha ido construyendo. Algunos de sus personajes carecen de profundidad y  ambición, principalmente Freda, la hija de Lubert, quien a pesar de tener un rol importante en el desarrollo de la historia, jamás nos invita a explorar sus motivaciones y sus sentimientos más a fondo, los Actores principales hacen todo lo posible para que la película funcione, pero al final eso no pasa.

En conclusión, la historia es algo repetitiva pero con momentos buenos que nos invitan a seguir viéndola, pero que al final no trasciende a más, la película esta en un punto en el que no será recordada por lo que ofrece.