RESEÑA – OBSESIÓN

RESEÑA – OBSESIÓN

28/02/2019 0 Por Arturo Nava

Obsesión es la última película de Matthew McConaughey con Anne Hathaway, dirigida por Steven Knight. La historia tiene un estilo entre suspenso y thriller psicológico, donde el personaje de Matthew es el capitán de un barco pesquero dedicado a pasear turistas en la isla donde vive, su vida es monótona hasta el día en que su exesposa Anne se presenta en su barco para pedirle que asesine a su actual esposo a cambio de una gran recompensa. Al ver el elenco con el que cuenta la película, así como el nombre del director, nominado al Oscar, uno esperaría ver una gran película o al menos una buena, sin embargo, tristemente es todo lo contrario.

La historia no tiene ni pies ni cabeza, ya que la trama es muy superficial, lo que te vende la película es lo mostrado en el tráiler y eso justo es lo más interesante, pero poco a poco va cambiando por un tipo de historia hacia la ciencia ficción donde el hijo de los protagonistas crea el mundo que estamos viendo y todos los personajes son solo parte de este juego. Pero cuando lo piensas, si el creador de este mundo es un niño que apenas es un adolescente, entones es un chico con demasiados problemas, ya que la película tiene muchas escenas de sexo, personajes con problemas existenciales y simplemente es un lugar que no tiene nada bueno. Los personajes no tienen ningún elemento interesante, por lo que nunca nos identificamos ni sentimos empatía por ellos.

Las actuaciones son exageradas, no les crees nada a pesar de los excelentes actores que son. La vuelta de tuerca parece sacada de la manga de algún guionista, sí es cierto que poco a poco nos dan elementos para que lleguemos a la conclusión de que el niño es el creador de todo, pero la forma en la que nos llevan hasta ese punto es lo que no encaja, ya que hay un personaje de un hombre que siempre viste de traje y vende artículos para pescar que es quien nos revela la verdad, pero sale sobrando, ya que podrías sacarlo de la historia y no pasaría nada, llegaríamos a la misma conclusión sin él. También los diálogos son muy malos, todos son extensos y explicativos, como si el espectador no fuera suficientemente inteligente para entender lo que está pasando sin que nos lo expliquen a cada instante. Esta película fue una gran decepción por nuestra parte. Tiene una duración de 104 minutos, pero parecía no terminarse jamás de lo mala que es. Una muestra de que no siempre los grandes actores y directores hacen buenas películas.