RESEÑA: THE TRUE ADVENTURES OF WOLFBOY

RESEÑA: THE TRUE ADVENTURES OF WOLFBOY

26/10/2020 0 Por Luz Castillo

Paul (Jaeden Martell) recibe como regalo de cumpleaños un llamado a la aventura, que acepta sin dudarlo mucho pues está harto del bullying que sufre cada día, y de que su padre (Chris Messina) nunca lo escuche a pesar de que siempre quiere ayudarlo. Paul escapa de su casa para buscar a su madre, a quien nunca conoció; en su travesía conocerá a dos chicas: Aristiana (Sophie Giannamore) y Rose (Eve Hewson,) que lo ayudarán a aceptarse y permitirse ser él mismo

Las irresponsabilidades de los adultos a su alrededor parecen ser la principal razón por la cual Paul actúa de forma impulsiva (escapando, robando, y hasta provocando un incendio;) empezando por la madre que lo abandonó dejándolo lleno de dudas que lo atormentan. A pesar de esto, el viaje de Paul es para repararse y estar mejor consigo mismo, por lo que no es terriblemente trágico que esté viviendo las consecuencias de las acciones de otros. Tampoco es el único haciendo reparaciones, ya que, aunque Paul y las adolescentes que lo acompañan pasan la mayoría del tiempo solos, hay adultos que no se rinden, como su padre, que participa en la investigación sobre el paradero de su hijo, y ayuda a salvarlo de manera indirecta a través de sus enseñanzas y regalos.

Lo más interesante de esta historia probablemente sea la naturaleza del viaje de Paul, tanto su origen como su objetivo, su origen proporciona una nueva perspectiva sobre las heridas que Paul debe sanar antes de seguir con su vida; y su objetivo lo es por lo poco que importa, las cosas que Paul necesitaba para ser él mismo las encuentra durante el viaje y no al final de este, así que enfrenta a su madre como la persona nueva que ha crecido, y no como el niño herido que era; es decir, conocerla no era esencial para que él pudiera aceptarse a sí mismo.

The true adventures of Wolfboy es una cinta hermosa sobre la aceptación y el crecimiento, cosas que no logra el protagonista de manera aislada, sino a través de sus relaciones con otras personas, específicamente con otras “inadaptadas” que luchan por poder vivir como realmente son.