RESEÑA: BLISS de AMAZON STUDIOS

RESEÑA: BLISS de AMAZON STUDIOS

05/02/2021 0 Por Luis Muñiz

“Todo el mundo es un escenario. Todos los hombres y mujeres son jugadores.” Esta famosa cita de William Shakespeare (especialmente en la actualidad después de que apareció como un guiño en la serie del momento Wandavision) hace referencia a una teoría en particular. La película americana de ciencia ficción, Bliss, dirigida por Mike Cahill y protagonizada por Owen Wilson y Salma Hayek se centra en la teoría de la simulación.

Greg (Owen Wilson) es un hombre decepcionado con su vida, hallándose en lo que muchos podrían considerar un punto muerto de su vida, inclusive una crisis existencial. Un día Greg conoce a Isabel (Salma Hayek), una misteriosa mujer convencida de que el mundo en el que vivimos es solo una simulación de computadora. Greg poco a poco se va preguntando su misma existencia mientras conoce a Isabel.

Creo que entiendo muy bien de dónde provienen estas historias. El mundo está hecho un caos total y necesitamos una salida. Hace 2 años hubiera sido imposible pensar en un mundo en cuarentena, hace 1 año pensamos que esto iba a durar 3 meses a lo mucho. Después de un año en encierro, la teoría de la simulación a veces parece tomar mayor realidad, las vueltas que da la vida parecen simplemente experimentos que nos lanza el mundo.

El tema me parece muy interesante, pero la ejecución de esta película fue, diciendo poco, aburrida, lenta y confusa. La realidad se mezcla a tal punto con la simulación que parece en vano cualquier intento de descifrar qué nos quiere mostrar el filme. La situación pasa de lenta y aburrida a demasiado extraña. Los personajes no nos muestran una profundidad importante. Hayek y Wilson nos muestran otro par de personajes, aunque esta vez más sombríos, superficiales. Lo único resaltable de su participación es la increíble química que tienen los dos.

Aplaudo lo que se intentó en la película, pero realmente creo que la ejecución pudo ser mucho mejor. Bliss estará disponible en Amazon Prime Video a todas nuestras casas en este semáforo rojo. Por favor, quédense en casa, vean más cine, estén con sus familias y participen en la vida sin pensar mucho en la simulación.