RESEÑA – EL BUEN MENTIROSO

RESEÑA – EL BUEN MENTIROSO

11/12/2019 0 Por Lalo Olivares

Reseña – El buen mentiroso

El director Bill Condon nos trae a la gran pantalla la historia de “El gran mentiroso”, una historia de misterio, drama e intriga que promete atraparte en su mundo. Ian McKellen interpreta a Roy, un hombre de la tercera edad que se dedica a las estafas a inversionistas, y es un experto en el tema del engaño; por otro lado tenemos a Betty, su próxima víctima, quien no es extraña es en el tema y no se dejará llevar por las apariencias.

Desde el comienzo se nos describe quienes son los personajes y qué es lo que hacen, nos queda claro que ambos ocultan algo y no son tan expuestos como dicen ser, pero la historia se centra en Roy, el experto en los fraudes a mediana escala y un maestro de las mentiras, lo cual podría darnos una idea de lo que sucederá al final y le quita un poco de sorpresa.

La historia en sí, es bien llevada, el desarrollo de los personajes, aunque un tanto apresurado y rebuscado, se mantiene constante, entiendes cual es la intención de cada uno, al menos hasta que la trama decide tomar un giro bastante radical y nos plantea situaciones que son un tanto difíciles de asimilar a esa altura de la película, pero que igual puedes dejar pasar.

Los personajes, sin duda son lo más destacable de la cinta, ya que la dirección y la actuación por parte de ambos protagonistas, es muy acertada, se nota mucha química entre ambos personajes y entiendes la distinción entre las dos personalidades que representa Roy, aunque fuera de ellos, ningún otro personaje logra destacar, realmente no se siente como un gran ambiente, sólo la convivencia de dos personajes y algunos agregados que están ahí para que la historia pueda tener sentido.

En conclusión:

El buen mentiroso es una película poco ambiciosa, que trata de irse a lo seguro la mayor parte del tiempo y que cuando menos te lo esperes, toda la historia habrá dado un giro completo que pierde un poco el sentido y la verosimilitud. Aunque sigue siendo disfrutable y es una opción interesante, aunque algo probablemente pasajero.