RESEÑA – SONORA

RESEÑA – SONORA

agosto 30, 2019 0 Por Lalo Olivares

Sinopsis

1931, año de nacionalismos y excesos: los chinos son expulsados de Sonora; Estados Unidos deporta a los mexicanos y cierra la frontera. Doce personas desesperadas cruzan el desierto sonorense en un Chrysler 1929 con la esperanza de encontrar paz en Baja California. En la accidentada travesía, se arman y desarman alianzas, las ideologías se confrontan y la benevolencia se enfrenta a la brutalidad: el racismo, la avaricia y la paranoia se vuelven más peligrosos que el inhóspito y despiadado paisaje. A través de la visión y dirección de Alejandro Springall, Sonora nos transporta a un momento poco conocido dentro de la historia de México pero que tiene resonancia con nuestra actualidad; mientras nos lleva a vivir una aventura que rompe con el común denominador del cine Mexicano actual.

La historia que nos cuenta “Sonora” es un conflicto sobre el encuentro de personas que se vieron afectadas por hechos más grandes que sucedieron a inicios del siglo XX en México y que siguen dejando estragos en el país; es un mensaje que nos dice “seas del color que seas, del país que seas, las luchas en las que hayas estado, todos somos humanos y somos propensos a los mismos peligros que se superan al unirse”.

El principal problema que encuentro con esta película, a pesar de su interesante premisa, es la de que los actores carecen de intension al momento de interpretar sus respectivos papeles. Desde el inicio de pierde notar una carencia de intension actoral que impedirá que te inmerjas de inmediato.

Muchos de sus errores podrían atribuírsele al guion y a la dirección, que no ofrecen un buen balance, ya que el concepto es interesante y el mensaje es muy claro y bien intencionado, pero ciertas escenas se sienten confusas y un tanto necesarias, al grado de que no sabrás como es que eso afecta a la trama.

Para su fortuna, su concepto termina por pesar más, y son ciertos momentos impactantes y desarrollo de algunos personajes lo que hace que la disfrutes a pesar de todo.

En conclusión:
Una película que se siente un tanto incómoda de ver al inicio, pero que si te dispones un poco y dejas de lado la mala actuación y el guion apresurado, te quedas con un buen mensaje y una historia que nos deja una reflexión necesaria aún en nuestros tiempos. Además de que ver una película mexicana que no sea comedia romántica hoy en día ya le aporta mucho.