RESEÑA: BATTLE ANGEL: LA ÚLTIMA GUERRERA (ALITA: BATTLE ANGEL) de Robert Rodríguez

RESEÑA: BATTLE ANGEL: LA ÚLTIMA GUERRERA (ALITA: BATTLE ANGEL) de Robert Rodríguez

07/02/2019 0 Por ericktreglia

Dirigida por Robert Rodríguez y producida por James Cameron y Jon Landau, llega a cines mexicanos la nueva película de ciencia ficción ALITA: BATTLE ANGEL, basada en el manga del manganaka japonés Yukito Kishirode con el mismo nombre, y cuenta con Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Mahershala Ali, Ed Skrein, Jackie Earle Haley y Keean Johnson como parte de un reparto de antemano prometedor.

Situada por varios siglos en el futuro, y con muchas historias de ciencia ficción antecediendo y precediéndola, ALITA: BATTLE ANGEL sigue el viaje de una cyborg que se está dando cuenta de quién es realmente y al hacerlo, va descubriendo qué significa ser un robot y qué significa ser un humano, entonces nos hace cuestionarnos junto con ella sobre cosas que nos perjudican como personas, pero también que consideremos la esperanza por algo mejor.

Abandonada en el depósito de chatarra de la Ciudad de Hierro, Alita (Rosa Salazar) es encontrada por Ido (Christoph Waltz), un compasivo doctor de máquinas quien decide llevarla a su clínica mientras está inconsciente. Cuando Alita despierta, se da cuenta de que no tiene recuerdos sobre quién es, ni logra reconocer el mundo en el cual ahora se encuentra. Todo es nuevo para ella, cada experiencia resulta desconocida.

Conforme Alita empieza a descubrir su nueva vida en las peligrosas calles de la Ciudad de Hierro, Ido procura protegerla de su misterioso pasado, pero en cambio, su nuevo amigo, conocedor de dichas calles, Hugo (Keean Johnson) se ofrece para ayudarla a desencadenar todos sus recuerdos. *Hay una vía de romance bastante predecible, siéntanse con la libertad de ignorarlo*. Entre ambos surge un creciente afecto hasta que fuerzas letales persiguen a Alita y amenazan cada uno de sus nuevos lazos. Es entonces que Alita descubre que tiene grandes capacidades de combate que bien podría usar para salvar a su familia y a Hugo, a quienes ahora ama.

Convencida por desenterrar la verdad sobre su origen, Alita emprenderá un viaje que la llevará a enfrentarse contra las injusticias de este mundo oscuro y corrupto y descubrir que es ella quien puede cambiar el rumbo de dicho mundo.

La polémica la ha desatado el efecto que los cineastas decidieron aplicar con la mirada de Alita. Es normal que nos parezca perturbadora: su constante lucha con su falta de humanidad es una parte ineludible del manga, entonces, tener esos ojos, así de grandes como los tiene, es sólo un reflejo de ello, nos obligan como espectadores a pelear junto a ella al ser testigos de sus emociones: su lucha es también nuestra lucha, es una chica que parece no tener ni idea del mundo en que habita y donde todos parecen estar dementes, menos ella, algo muy parecido a la historia de Alicia en el País de las Maravillas, ¿cuántos de ustedes no se han sentido así mientras crecen? Y sobre eso es precisamente ALITA: BATTLE ANGEL, sobre crecer, y Alita lo hace en verdad, no es la misma que al inicio y continuará desarrollándose, pues la película deja en claro que podemos esperar varias secuelas.

Las escenas de acción, particularmente las de pelea, son simplemente sobresalientes. Algunas de las escenas de la protagonista mostrando con facilidad todo lo que su cuerpo es capaz de hacer son imponentes. Las actuaciones son bastante geniales en casi todo sentido. En especial, Mahershala Ali hace un excelente papel de “chico malo” y todos los cazadores traen a la película cantidades gratas de diversión.

Es quizás de las mejores adaptaciones de un manga a una película de Hollywood, no es perfecta, y seguramente la gente que ha leído el manga tendrá comentarios que hacer sobre los ajustes que podrían realizarse, pero siempre lo han hecho y siempre lo harán. Así que vayan a verla con una mentalidad abierta y quizás logren disfrutarla.